sábado, marzo 19, 2011

Tristes guerras...

Escritura cuneiforme


Cinco mil años van desde que se inventó la escritura, y los habitantes de este planeta no hemos encontrado el valor de las palabras y la comunicación para resolver los conflictos, obvio que no es una cuestión de capacidades o tecnología, eso sobra; ahí están los misiles Tomahawk de muestra; es una cuestión de voluntad (o falta de ella) y de los intereses personales que carcomen las mentes y los corazones de las personas cercanas al poder, político, económico, mediático y armamentista.

Es por medio de la escritura que otros logramos apaciguar mínimamente la impotencia de las realidades bizarras y sin sentido con las que nos enfrentamos, e incluso a veces compartimos información y hacemos crítica (monóloga y unidireccional) a los sinsentidos humanos. En este caso es un mero desahogo, no hay información que ustedes no conozcan, las intenciones de los hechos son evidentes y eso incrementa el sentimiento de incapacidad. Lo que está a nuestro alcance, como dice un amigo, es enviar pensamientos de fuerza al pueblo libio...

En este momento Estados Unidos ha lanzado más de 50 misiles hacia territorio libio, cada uno de ellos cuesta más de medio millón de dólares... ya le tocará al pueblo libio recibir las consecuencias de los misiles y al pueblo estadounidense ver recortado su presupuesto nacional en salud y educación . Esto debido a una decisión de la ONU y de los países de "la coalición" de salir en "rescate" de los habitantes libios, un rescate que llega décadas tarde, décadas de estar bajo el mando de un hombre ególatra y desequilibrado mentalmente... ¿y Yemen? Yemen nada, no hay petróleo suficiente ahí, ni fachadas para intervenir, porque la muerte diaria de los manifestantes no es una excusa suficiente para EEUU, Francia o Inglaterra.

Pero es que Libia desacató la resolución de la ONU, ¿e Israel? Se van sumando las veces en que el estado israelí ha hecho oídos sordos a las resoluciones de la ONU, pero no importa, porque su poder económico y militar, y la patraña de que son el pueblo escogido compensan la violación de derechos del pueblo palestino y los desacatos israelíes.

¿Y los premios Nobel de la Paz? un asco injustificado... nosotros los costarricenses podemos dar prueba de ello también.

Pero bueno, la operación "Amanecer de la Odisea" (¿?) ya empezó, una "intervención" que al parecer Libia se merece, es su territorio y la descomposición de organismos muertos hace miles de años debajo de él quienes tienen la culpa; Libia posee las mayores reservas de petróleo y gas natural de África.

Los pueblos siempre absorben las consecuencias y en este caso, de la peor de la invenciones de los homínidos: la guerra.

"Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.
Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.
Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes"

Miguel Hernández

viernes, marzo 04, 2011

WikiLeaks no gotean en Costa Rica

Dejando de lado y sin hacer mayor referencia o debatir contra las personas que pueden alegar ignorancia, ingenuidad o ceguera severa; ésta pudo haber sido una semana decisiva, de reivindicación y toma de acción para todxs aquellxs que nos esforzamos, desde hace ya más de 5 años, por informarnos y cuestionar. Que a consciencia realizamos el trabajo de compartir la información, pintar graffitis y mantas, dejar volantes en los buses, informar casa por casa, repartir panfletos en las esquinas de los parques o durante la feria del agricultor, de organizar peñas culturales y otras actividades para informar y debatir sobre el tema, que viajamos a otros sectores del país, que participamos en las movilizaciones o que fuimos voluntarios y guías el día del Referendum...

No lo fue, no fue una semana decisiva, a pesar de toda la espera por los cables y a pesar de tener la oportunidad (siquiera soñada) de exponer públicamente y por fuentes externas las pruebas de fraude y sabotaje durante todo el proceso pre- y post-Referendum, muchas de ellas hace meses documentadas en Santo Fraude; pero no hay peores ciegos que los que no quieren ver.

La sorpresa de las publicaciones de los cables esta semana no produjo una grata confirmación de algo que ya sabíamos; sino una profunda indignación ante la reacción/no reacción del pueblo, de las organizaciones civiles, de los grupos políticos no oficialistas... de un pueblo indolente y pusilánime que al parecer se merece que la clase política (nacional e internacional) se burle de él en su propia cara, de un pueblo que se sigue sacando los mocos mientras desde la Casa Presidencial, Rohrmoser y la Asamblea Legislativa desmantelan el país.

Lo que sí fue sorpresa es que el Grupo Nación sea el encargado oficial de publicar los cables, no sólo por su participación activa a favor del TLC, si no después de su editorial
"Wikileaks contra la diplomacia" publicado el 5 de enero argumentando que dichas publicaciones "resultan un ejercicio mediático capaz de inyectar un elemento anárquico en las relaciones internacionales"... pero relax, porque estamos en Costa Rica, y aquí todo es pura vida, o no?

Como me dijo un amigo, con las publicaciones que han salido a la luz ya era para que estuviéramos en la calle, solicitando procesos judiciales para todxs lxs involucrados en las diversas maneras de corrupción que se dieron respecto de la negociación y aprobación del CAFTA en Costa Rica, suficiente como para anular definitivamente toda posibilidad de aspiración presidencial de Rodrigo Arias, suficiente como para acrecentar aún más la lista de ex-funcionarios gubernamentales con procesos penales o en la cárcel... pero no, todo calmo, todo dormido, todo "pura vida"...

Entonces mejor respirar profundo, exhalar la indignación y buscar cómo aportar; así que para entrar al final de esta semana les comparto fuentes con información respecto a los cables y una manera básica de contribuir en su traducción y divulgación, un poco también para evitar posibilidades de censura de datos, tergiversación o malinformación de parte de la fuente costarricense encargada de divulgarlos, ¡ay! esa malicia indígena innata.

Así que lo mínimo que podemos hacer es, una vez más, compartir la información; esto mientras ideamos maneras viables de organización, movilización y activismo.

Aquí algunas de las principales fuentes, por el momento.



jueves, marzo 03, 2011